View-of-Naples

Una guía cultural de Nápoles

Tercera ciudad de Italia, Nápoles tiene una historia tempestuosamente diversa y un legado cultural tremendo. A pesar de sus recientes luchas contra el crimen organizado y la corrupción, sus carismáticos habitantes, gastronomía de primera fila mundial y espectaculares entornos naturales hacen que continúe atrayendo turistas en tropel. Este artículo te brindará un resumen histórico de la ‘Città Perduta’ (Ciudad Perdida), examinando su tumultuoso pasado para poner en antecedentes a futuros visitantes de las atracciones culturales esenciales de la ciudad, tanto antiguas como modernas.

Ya que es la manera más flexible de explorar la fascinante cultura de y alrededor de Nápoles, considera alquilar un coche de alquiler con easyCar y sus formidables tarifas.

Nápoles a través de los tiempos

Como muchos asentamientos mediterráneos, se decía que Nápoles y sus suburbios circundantes habían sido fundados por comerciantes griegos en tiempos tan remotos como 680 a.C. Sin embargo no fue hasta la conquista romana sobre 326 a.C. que la ciudad comenzó a florecer, con miembros de la élite imperial -desde la segunda esposa de Nerón hasta los suegros de Julio César- llenando la costa para construir fastuosas villas y residencias lejos del caos de la capital. Restos de estos antiguos palacios aristocráticos pueden visitarse aún justo a las afueras de Castellamare di Stabia, conduciendo durante poco más de 30 minutos en dirección sur desde Nápoles.

Antiguos asentamientos de los que brotaron durante los siglos de mandato romano pueden admirarse aún en la actualidad, siendo el más notable Pompeya, atrayendo 2,5 millones de visitantes anuales, convirtiéndolo en una de las atracciones turísticas más populares. La devastación traída por la erupción del Monte Vesubio en el año 79 d.C. hizo que este antes próspero centro de cultura y comercio fuese engullido por lava y cenizas, diezmando la población. Mientras la mayoría de los edificios exteriores fueron destruidos por la erupción, varios de sus contenidos tales como ornamentos, muebles e incluso propaganda electoral han sido milagrosamente preservados, proveyendo de una visión única del día a día en esta próspera ciudad. Impresionantes obras de arte, como el gigantesco mosaico Alexander (elaborado con alrededor de un millón de azulejos en miniatura), están aún intactas y no deberían dejar de verse, mientras que una visita al Anfiteatro Romano más antiguo del mundo, inmortalizado por Pink Floyd en su icónico concierto en vídeo, es también ineludible.

Pasamos hacia delante varios cientos de años, hasta el comienzo del gobierno francés angevino en 1265 que trajo consigo un significante periodo de desarrollo artístico y arquitectónico. El imponente Castel Nuovo en el frente marino llegó primero en 1279, y está bellamente preservado y abierto a visitantes aún a día de hoy, con su estratégica posición de dominio ofreciendo preciosas vistas del puerto. 1349 vio la construcción del igualmente impresionante Castel Sant’Elmo, que sirvió como prisión militar hasta 1970 y actualmente está abierto al público, ofreciendo vistas panorámicas espectaculares de la ciudad desde sus terrazas. El elegante entorno del barrio Vomero es ideal para un paseo lejos del caótico centro de la ciudad, con multitud de boutiques y cafés que explorar, así como señoriales residencias como Villa Floridiana.

Obras maestras arquitectónicas de los siglos XVI y XVII pueden admirarse aún en Nápoles dentro de las estrechas callejuelas del ‘Quartieri Spagnoli’ (Barrio Español), donde riquezas imperiales españolas fundaron la construcción de arquitectura barroca maravillosamente ornada, incluyendo el Guglia di San Gennaro y el gran Certosa di San Martino. Sin embargo, la más brillante de las eras doradas de Nápoles tuvo lugar durante mandato Borbón en los siglos XVIII y XIX. Gemas de esta era incluyen el prestigioso Palazzo Reale, que permanece como un resplandeciente símbolo del pasado regio de la ciudad, así como el Teatro San Carlo, que a día de hoy es uno de los teatros de ópera más grandes del mundo.

Historia reciente y cultura contemporánea

La historia del siglo XX de Nápoles es desafortunadamente menos glamurosa, con la ciudad experimentando un periodo de anarquía y desorden durante la II Guerra Mundial antes de que las tropas aliadas consiguieran establecer el control. Tristemente se les dio a organizaciones criminales, especialmente a la infame Camorra, espacio para crecer y continuar causando problemas hasta el día de hoy.

A pesar de estas dificultades, en décadas recientes se ha ido progresando con la peatonalización de la grandiosa Piazza Del Plebiscito, abriendo el centro de la ciudad para que más turistas disfruten sin tráfico. La construcción de “estaciones de arte” en la línea de metro de la ciudad es también un excitante ejemplo de regeneración urbana, alegrándole el día a viajeros y turistas por igual con brillantes mosaicos y variopintos murales. Puede que seas lo suficientemente afortunado para coincidir con un concierto improvisado cuando te dirijas al vagón, al tiempo que cada vez más estaciones se convierten en populares lugares culturales.

Share:

Deja un comentario