Tramuntana Mountain Range

Una guía cultural de Mallorca

Al ser una isla balear, frecuentemente se ve a Mallorca como un destino para gente hedonista que quiere playa y fiesta. Sin embargo, lejos de las fastuosas villas resort y los clubes nocturnos, encontrarás una abundancia de infravaloradas joyas culturales, tanto antiguas como modernas, desde espectaculares museos y arquitectura a impresionantes fincas y excitantes eventos para disfrutar durante todo el año. Para sacarle todo el provecho al extraordinario paisaje, consigue un coche de alquiler en Mallorca con easyCar.

Este artículo te iniciará en la historia de la isla y seleccionará algunos de los eventos culturales que no te debes perder para que puedas añadirlos a tu itinerario.

La historia de Mallorca

Como muchas otras islas mediterráneas, Mallorca ha experimentado numerosos cambios religiosos y políticos a través de los siglos, que han contribuido a su cultura actual. Tras un turbulento periodo de piratería y comercio primitivo, los romanos consiguieron el poder en el año 123 a.C., derivando en siglos de mandato imperial, cuyas huellas aún a día de hoy pueden verse en las ruinas de la antigua Pollentia y en el Museo Municipal de Historia de Palma, localizado en el bellamente preservado Castillo de Bellver.

El siguiente gran periodo de ocupación llegó en el año 902, cuando la anexión morisca del archipiélago balear se completó tras 200 años de ataques. Un escénico paseo hasta el Castillo de Alaró, en el corazón de la Sierra de Tramontana, te dará cierta perspectiva sobre la vida árabe y su influencia en el lenguaje y la mitología locales, así como las imponentes vistas del frondoso paisaje.

La conquista catalana en el siglo XIII marca el comienzo de la historia moderna mallorquina, con la isla experimentando su “Edad de Oro” bajo el mandato de Jaume II de 1276 a 1344. Este periodo de paz e independencia relativas dio espacio a que la economía, cultura y agricultura prosperasen, conduciendo a la construcción de destacados lugares emblemáticos, incluyendo la atesorada Catedral de La Seu, el Castillo de Bellver y el Palacio de La Almudaina, todos ellos tesoros imprescindibles en cualquier tour turístico.

Siglos de guerra civil se sucedieron tras este fructífero pero breve periodo de independencia, seguidos de la ocupación Napoleónica y la dictadura de Franco, hasta que en 1978 la Constitución Española concedió finalmente a la isla su autonomía política. Actualmente, esta miríada de influencias históricas se combina con un fascinante cocktail de atracciones antiguas y modernas en un entorno natural idílico. A continuación encontrarás una guía de algunas de las gemas culturales más brillantes de la isla.

Admira galerías y arquitectura de primera categoría

Comprensiblemente, Palma domina la escena de arte de la isla ya que es la única gran ciudad, presumiendo de multitud de fascinantes galerías y exhibiciones de arte durante todo el año. Los conocedores de arte moderno deben dirigirse al renombrado museo Es Baluard que presenta exposiciones vanguardistas abarcando fotografía, instalaciones audiovisuales y pintura. Si quieres combinar impresionante arquitectura modernista con exhibiciones de arte clásico dirígete al Caixa Forum Palma, que alberga una exhibición permanente de pintura dentro de un antiguo gran hotel. Ahora bien, aquellos que busquen captar un sentido del pasado no necesitan ir más lejos del Museu de Mallorca, que provee de una completa mirada a la compleja y fascinante historia de la isla. Cuando estés en Palma, toma tu tiempo para admirar el icónico edificio de la Casa Forteza-Rey, que puede verse durante la ruta a la elegante Plaza Mayor.

Si tu viaje te lleva más lejos, recomendamos el Museo Sa Bassa Blanca, justo afuera de la ciudad histórica de Alcudia. Aquí se puede combinar el hacer turismo con la escultura, en un histórico marco montañoso con deportes y vistas marítimos. O dirígete a Campos, a su Es Revellar Art Resort que alberga una impresionante colección de piezas privadas que seguro provocarán tu curiosidad.

Explora elegantes fincas

El suntuoso paisaje natural de Mallorca amerita un viaje por carretera, no siendo pocas las magníficas fincas para explorar a lo largo del camino. Can Lis, cerca de Porto Petro, es el antiguo hogar del arquitecto de la Sydney Opera Hourse, Jørn Utzon. Esta singular villa combina técnicas de construcción tradicional mallorquina con estilos modernos para crear una estructura abierta que seguro te fascinará, y no únicamente por su dramático entorno de acantilado.

Si estás más interesado en experimentar el pasado, la finca Raixa situada justo a las afueras de Bunyola es un ejemplo maravilloso de villa de estilo italiano del siglo XVIII que ha alojado generaciones de nobleza mallorquina.

Date el gusto de eventos y vida nocturna

No es ninguna sorpresa el que una isla tan dinámica como Mallorca sea hogar de algunos fascinantes eventos. Albergando el Carnaval, todo el mundo calienta motores para la temporada alta, mientras la Nit de Foc de Palma en junio representa el espíritu hedonista de la isla con celebraciones de fuegos artificiales y fiesta en la calle invadiendo la capital. Más tarde, en septiembre, la más moderada Nit d’Art en Palma ve transformarse al centro histórico de la ciudad en una enorme galería de arte, con exhibiciones tomando las calles.

Un elemento más permanente es el bienamado Jazz Voyeur Club en el corazón de la capital, que tiene música en vivo cada noche en un agradable escenario.

Share:

Deja un comentario