Las 5 mejores cosas que hacer en Glasgow

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on StumbleUponShare on RedditEmail this to someone

Glasgow es una ciudad de artistas y galerías de arte; de lonjas y restaurantes de marisco; de música y whiskey. Además de todo esto, sus alrededores son algunos de los más bellos del mundo. Hay una abrumadora cantidad de cosas que hacer en la ciudad más moderna de Escocia. Alquila un coche en Glasgow con easyCar y experimenta lo mejor de las atracciones urbanas y rurales de Escocia a tu propio ritmo.

  • Pasea por Ashton Lane de noche: Atraviesa la calle empedrada después de la puesta de sol para experimentar una sesión nocturna de música Folk junto con excelentes whiskeys y manjares. Restaurantes en fila se aposentan bajo un tejado de luces de hada. Dirígete al Grosvenor Café, un bar-cine con agradable atmósfera durante las noches entre semana, o los domingos con su mercado de artes independientes. El espacio es muy afable para niños, con pinturas faciales los fines de semana. Para una experiencia más refinada, visita The Ubiquitous Chip para degustar cocina regional escocesa. Con parras derramándose por las paredes interiores, la decoración da impresión de estar en un invernadero mediterráneo.
  • Visita el área de moda de Glasgow, Finnieston: Hubo un tiempo en que esta zona era un imán para trabajadores portuarios, buscando entretenimientos nocturnos más lujuriosos. Actualmente las rentas bajas han atraído a una multitud artística. Bares y restaurantes temporales se codean con tiendas independientes en ‘The Strip’. Entra al Kelvingrove Café para un cocktail (hay opciones sin alcohol disponibles para el conductor que ha de mantenerse sobrio); es el centro comunitario no oficial de la zona. Más tarde explora The Hidden Lane, una colección de estudios creativos y negocios de artesanos. Para una agradable comida, acércate por el moderno The Gannet Restaurant ubicado en un amplio almacén, de interior en caoba con ventanas del suelo al techo. Pide cordero de la frontera escocesa. O tal vez para algo menos pomposo, Old Salty’s tiene gran reputación por sus ‘fish and chips’.
  • Ve en crucero por el río Clyde. El río es fundamental en la existencia de Glasgow y es el segundo más grande de Escocia. Remóntate a su historia, a sus días de construcción de barcos, cuando era una arteria del comercio. Un trayecto de 90 minutos por el río Clyde con Clyde Cruises te da una perspectiva única de la ciudad; sus puentes y la arquitectura de su frente marítimo en particular. Deslízate hasta pasar el cubo de cristal que es el edificio de BBC Escocia y salta al River Museum, diseñado por el arquitecto de renombre internacional Zaha Hadid y esculpido como una escarpada ola. Las exhibiciones se enfocan en el transporte; genial si quieres ver algunos de los mejores coches del mundo.
  • Haz una visita de un día a Glen Coe – A poco más de 2 horas conduciendo desde Glasgow central, encontrarás los restos de un antiguo súper volcán que se piensa hizo erupción hace 420 millones de años. Glen Coe es una cañada de orígenes volcánicos, ubicada en el impresionante paisaje de las Scottish Highlands, las montañas escocesas. Es sin duda uno de los más bellos lugares en el Reino Unido. Los verdes y abruptos montículos hacen forma de U, moldeados por un glaciar de la Edad de Hielo. Ve en dirección noroeste para descubrir el lago Loch Leven mientras brilla bajo el claro y frío cielo –rodeado de colinas onduladas. Únete a los 85.000 caminantes que vienen cada año a hacer la ruta West Highland Way o a escalar Devil’s Staircase (la Escalera del Diablo). Puedes comer en el Clachaig Inn en el pueblo de Glencoe antes de conducir de vuelta a Glasgow.
  • Date el gusto de marisco escocés. El pescado es de lo más destacado de la gastronomía de Escocia; no es ninguna sorpresa dados los kilómetros de su escabroso litoral y su inagotable red de ríos. Hay esparcidas tradicionales casas de ahumar a lo largo del paisaje. ¿Tienes curiosidad por saber de dónde viene el salmón ahumado? Organiza una visita al ahumador y lonja Inverawe, donde puedes alimentar a los peces, visitar los lagos de truchas o el río Salmón. Si te gusta el pescado ya listo para comer, quédate en Glasgow, donde puedes encontrar abundancia de restaurantes de marisco de primera calidad. The Mussel Inn ofrece los mejores mejillones de la ciudad y una deliciosa variedad de salsas a buen precio. En el Fish People Café puedes conseguir cualquier cosa, desde Cullen Skink (sopa de merluza ahumada) a Shetland Cod (bacalao de Shetland) y salmón ahumado del Lago Fyne. ¿Te sientes inspirado para hacerlo tú mismo? Pásate por cualquiera de las pescaderías de al lado. Para un ambiente más joven y moderno prueba el Crabshack, que es una refrescante incorporación a la escena tradicional escocesa de restaurantes especializados en pescado. Aquí encontrarás una gran selección con un giro moderno.Escapa los confines de la red de transporte público escocés y evita las frías paradas de autobús de Glasgow –elige easyCar para tu alquiler de coche en Glasgow.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on StumbleUponShare on RedditEmail this to someone
Share:

Deja un comentario